Cómo gestionar un proyecto de formación: dejando atrás ADDIE (II) – SAM1

El Modelo de Aproximaciones Sucesivas (SAM) para la gestión de proyectos e-learning, y que ya comenté en una entrada anterior, proporciona una estructura ágil para sustituir a ADDIE como esquema de trabajo. SAM tiene dos variaciones sobre el mismo tema: SAM1 para pequeños proyectos unipersonales (y en mi caso también para gestionar mi parte de trabajo en proyectos compartidos), y SAM2 para aquellos casos en los que es complicado integrar diseño y desarrollo; normalmente proyectos de tamaño considerable.

Ciclo de trabajo

SAM1 es el que uso habitualmente, y responde a un esquema muy sencillo:

Un ciclo de SAM-1

Un ciclo de SAM-1

Este proceso se repite al menos tres veces, comenzando y terminando con la evaluación:

  • En la primera iteración evalúo la situación, necesidades, objetivos y opciones, que luego organizo en la fase de diseño para trasladarlas a distintas posibilidades de formato y medios de distribución. En la fase de desarrollo transformo estas decisiones en prototipos básicos, sin trabajar aún la presentación del contenido sino únicamente la estructura. Finalmente, lo presento a las partes implicadas para que lo fusilen a críticas.
  • La segunda iteración es, con diferencia, la más laboriosa: evalúo hasta qué punto la primera cumplió sus objetivos y recojo los puntos a cambiar o mejorar. A continuación traslado esos cambios a un nuevo diseño (o una variación del primero si he tenido buen ojo), y lo aplico a un nuevo prototipo en la fase de desarrollo. A menos que haya tenido que empezar de cero, que a veces ocurre, en este punto el prototipo da una idea clara de cómo va a ser el contenido final, ya con textos, interacciones y demás. También es el momento de hacer pruebas de distribución, usabilidad y seguimiento, y de validar el contenido y los conceptos tratados.
  • La tercera y posteriores iteraciones son básicamente repeticiones de la segunda hasta conseguir un producto final adecuado. En general se trata de diseñar cambios en función de los resultados de las pruebas de uso y de los comentarios de los expertos en la materia. El peso de las iteraciones lo lleva la producción más que el diseño, y en mi caso tienden a ser ciclos cada vez más cortos.

Problemas

Allen dice que más de tres iteraciones no deberían ser necesarias en la mayoría de los casos, porque el equilibrio entre esfuerzo y resultados disminuye con cada una de más. Le doy la razón en esto último, pero hasta ahora siempre he necesitado al menos un par de ciclos más para quedar contento. Concuerdo en que a partir de ahí se entra en una espiral de perfeccionamiento que alarga los plazos a lo tonto. Desde luego, la situación ideal es poder lanzar el producto final, recoger datos durante un tiempo, y hacer un nuevo ciclo a partir de ahí para pulir todo lo que se quedó en el tintero… pero pocos proyectos se permiten ese lujo.

El otro gran riesgo, que desde mi punto de vista es el mayor, es poner demasiado esfuerzo en la primera iteración, especialmente en el diseño. Descartar prototipos siempre es complicado; al fin y al cabo, los has hecho así porque parecía una buena opción. No es fácil encontrar el equilibrio para que el prototipo se entienda y a la vez no se haya comido más tiempo del que estoy dispuesto a tirar por la ventana (la dichosa aversión a la pérdida), pero es la clave para no frustrarse nada más empezar.

Conclusiones

SAM1 es sencillo, fácil de explicar a los clientes (a todo el mundo le encantan los prototipos, aunque a la hora de revisar se haga un poco cuesta arriba) y, si se vigilan los dos problemas explicados arriba, sobre todo es práctico. Sin dobleces, sin procesos largos y con una reducción de la incertidumbre que, en mi opinión, es su mayor ventaja. Lo he adoptado como metodología por defecto, así que mi valoración es claramente positiva. Si no te preocupa trabajar con algunos desajustes entre el modelo y la ejecución puedes usar la versión iterativa de ADDIE,y seguramente no notarás mucha diferencia; pero si te gusta que teoría y práctica encajen, SAM1 es para ti.

3 comentarios en “Cómo gestionar un proyecto de formación: dejando atrás ADDIE (II) – SAM1

  1. […] Una vez resuelta la ingente labor del análisis de necesidades y de elaborar un mapa de competencias ad hoc (recogiendo información mediante el análisis de tareas cognitivas), el reto principal para reconducir malas prácticas es propiciar el suficiente entrenamiento contextualizado (para facilitar la transferencia) sin reforzar las pautas erróneas que ya están asentadas. Por eso centré el esfuerzo de desarrollo de recursos didácticos en prácticas guiadas sobre situaciones habituales, reconduciendo la forma en que se resolvían y aumentando la autonomía progresivamente. La producción y validación se llevó a cabo mediante prototipos, siguiendo un esquema similar al modelo de aproximaciones sucesivas. […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s